Telegram desafía a Whatsapp

20140202-164607.jpg

Pese al éxito de Whatsapp, que rebasó los 430 millones de usuarios activos la semana pasada, un nuevo servicio llamado Telegram ha llegado para tratar de atacar al rey de la mensajería en el terreno que es más débil: la seguridad.

Telegram, que ya está disponible para teléfonos Android e iOS esgrime ocho motivos por los que cambiarse a su plataforma:

– Es rápida. Según la compañía, “Telegram es la aplicación más rápida de la mensajería en el mercado, ya que utiliza una infraestructura descentralizada con los centros de datos ubicados en todo el mundo para conectar a la gente con el servidor más cercano posible”.

– Es segura. Whatsapp ha recibido muchas críticas sobre su facilidad de conseguir descifrar datos y lograr acceder a las conversaciones. Desde Telegram aseguran que son mucho más seguros, tanto, que han lanzado un reto en el que se ofrecen a pagar 200.000 dólares al hacker que consiga romper su sistema.

Privacidad: Desde Telegram aseguran que “nunca vamos a dar a terceros sus datos, nos tomamos su privacidad muy en serio”. De hecho se pueden crear chats privados en los que el usuario decide cuándo se destruirán, borrándose a la vez de sus servidores.

Fiabilidad: “Funciona incluso en las conexiones móviles más débiles”, defienden desde la empresa, quienes han construido el sistema para “entregar sus mensajes gastando los mínimos bytes posibles”.

Mejora: En comparación con Whatsapp, Telegram permite crear grupos de 100 personas en los que se “podrá compartir rápidamente vídeos de 1 giga de tamaño, y enviar todas las fotos que desea a los amigos”, comentan.

Doble tick = Leído: En Whatsapp, a diferencia de BlackBerry, el doble tick verde significa que el destinatario ha recibido el mensaje. En Telegram, sin embargo, el doble tick significa que el destinatario lo ha leído.

En la nube: Al contar con una nube, en caso de desisntalar la aplicación y volver, o cambiar de teléfono, suponer perder los datos y conversaciones, con Telegram esto no pasa.

Gratuita y sin publicidad: Whatsapp siempre ha presumido de que siempre será sin publicidad, aunque sí que hay que pagar por su uso. En Telegram sin embargo prometen que “es y siempre será gratuita y libre. No tenemos planes de vender anuncios o introducir cuotas de suscripción”.

Código abierto: Telegram “cuenta con una API abierta y un protocolo libre para todos”, lo que implica que otros desarrolladores han podido hacer otras aplicaciones como un cliente web, otro para Windows Phone, uno para Windows y otro para OsX.

¿De quién es Telegram?
Telegram ha sido creada por los hermanos Pavel y Nikolai Durov, programadores rusos que en 2006 fundaron VKontakte, la red social más grande de Europa después de Facebook, y es el segundo sitio más visitado en Rusia, después de Yandex. Se usa especialmente en Rusia, Ucrania, Azerbaiyán, Kazajstán, Moldavia, Bielorrusia e Israel y tiene un funcionamiento similar al de la web de Zuckerberg.
El pasado año, Mikhael Mirilashvili, uno sus dueños, vendió el 40% de la compañía al fondo United Capital Partners por 1.120 millones de dólares.
El gran desarrollo y éxito de VKontakte ha hecho que los hermanos Durov hayan lanzado Telegram sin ánimo comercial y con una obsesión casi enfermiza de hacer un proyecto colaborativo y basado en la privacidad por encima de todo.

Fallos de Telegram
Como todas la aplicaciones, Telegram también cuenta con puntos negativos, en concreto tres:

Sin audio ni videollamada: A diferencia de otras alternativas Telegram no permite la posibilidad de enviar notas de voz, como Whatsapp, o realizar videollamadas, como Google Hangouts.

En Inglés. Aunque el método de empleo es muy intuitivo y fácil de usar debido a su parecido a Whatsapp, aún no se encuentra en castellano, lo que hace que su expansión por España y América Latina sea más complicada. Aún así aseguran que la versión traducida está más cerca.

Personas. Es sin duda su principal fallo, al ser una aplicación nueva hay muy pocos contactos que se hayan descargado la aplicación y hayan comenzado a usarla. Con esto, aunque sea una buena aplicación, si la gente no la usa, no tendrá éxito, y cambiar la tendencia de Whatsapp se antoja complicado.

Fuente: El economista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s